España rusa
Noticias de Rusia
Anuncios
Inmobiliaria
Excursiones
Publicidad en Ruso
Producción de video
Acerca de nosotros
Nuestros servicios
Contactos
De lunes a viernes de 10 a 18 h
De lunes a viernes de 10 a 18 h
Solicitar llamada
Solicitud presentada con éxito.
Sus datos de contacto:
Nombre
e-mail
Teléfono
Motivo de la consulta
Cuando le podemos llamar?
Enviar

Kiril, nuevo Patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa

 

Durante su discurso programático, Kiril se mostró partidario de la cooperación con otras iglesias, como la Católica, pero en contra de cualquier compromiso en cuestiones de fe. Es considerado un firme partidario del ecumenismo, al igual que el Papa Benedicto XVI, con quien mantiene una buena relación personal.

El metropolita de Smolensk y Kaliningrado, Kiril, religioso que mantiene estrechos lazos con el Kremlin y es partidario de tender puentes con el Vaticano, fue elegido hoy nuevo patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa (IOR).

«Un solo hombre no puede llevar esta cruz (...), los clérigos sólo podemos llevarla con ayuda de los arciprestes, sacerdotes y el pueblo de Dios», señaló Kiril tras ser elegido por el Concilio General de la IOR en la suntuosa Catedral de Cristo Salvador de Moscú.

Kiril, el XVI patriarca de la historia de la IOR, sustituye a Alexis II, fallecido en diciembre del pasado año tras dirigir los destinos de la Iglesia Ortodoxa desde tiempos de la URSS (1990).

El arzobispo de Ekaterinodar y Kubán, Isidor, presidente de la comisión de escrutinio, fue el encargado de anunciar el resultado de la votación secreta.

El nuevo patriarca, de 62 años, obtuvo los votos de 508 delegados presentes en el concilio, mientras el otro aspirante, el conservador metropolita Kliment de Kaluga y Borovsk, recibió un total de 169 papeletas.

Kiril, que ejercerá el cargo de por vida, aceptó públicamente de inmediato el resultado de la elección, tras lo cual la Campana Mayor del Zar de la catedral anunció a los cuatro vientos con dieciséis campanadas la decisión del concilio.

Su victoria era previsible, ya que el tercer candidato, el metropolita Filaret de Minsk y Slutsk, se había retirado en el último momento y había pedido el voto para Kiril.

Tras ser elegido, Kiril se ausentó durante unos minutos para vestirse con el atuendo patriarcal y luego pronunciar unas palabras de agradecimiento.

Seguidamente, se le acercaron los principales representantes de la curia rusa, ataviados con las tradicionales túnicas negras y largas barbas, que le besaron tres veces en las mejillas y realizaron una pequeña genuflexión en señal de respeto.

«Conozco a Kiril desde hace veinte años y aprecio sus cualidades, dotes y fidelidad a los intereses de la Iglesia Ortodoxa», señaló Filaret.

Un total de 702 delegados de 64 países -73 de ellos mujeres, monjas y seglares-, entre los que se encontraban religiosos, políticos, artistas y empresarios, participaron en la elección del nuevo líder de la IOR.

Cada una de las 157 diócesis de la IOR estuvo representada por tres delegados: un sacerdote, un representante monacal y otro de los creyentes.

Kiril, que ejerció el cargo de custodio del trono de la IOR tras la muerte de Alexis II, la versión rusa del camarlengo romano, será entronizado el próximo domingo en una ceremonia que se celebrará en la Catedral de Cristo Salvador.

Debido a la frágil salud de su antecesor, Kiril se convirtió en los últimos años en la cabeza más visible de la IOR al participar en numerosos actos públicos.

Durante su discurso programático, Kiril se mostró hoy partidario de la cooperación con otras iglesias, como la Católica, pero en contra de cualquier compromiso en cuestiones de fe.

«Nuestro diálogo con otros credos está destinado a apoyar a aquellos que estén dispuestos a oponerse a la marginalidad de la religión», señaló.

Kiril criticó especialmente la corriente de «secularización» e «individualismo» en las sociedades occidentales, y arremetió contra los intentos de algunas comunidades protestantes de «revisar la doctrina cristiana y los prefectos de la moral evangélica», en clara referencia al sacerdocio femenino.

Además, también denunció el «proselitismo» practicado por otros misioneros cristianos en la zona de tradicional influencia de la IOR aprovechando las convulsiones desatadas por la caída de la URSS (1991).

Con todo, Kiril es considerado un firme partidario del ecumenismo, al igual que el papa romano, Benedicto XVI, con quien mantiene una buena relación personal.

De hecho, en diciembre de 2007 Kiril se entrevistó con el Pontífice en el Vaticano, lo que ha alimentado las esperanzas de que ambas iglesias superen el cisma que les separa desde 1054.

Se espera que esto allane el camino para la anhelada visita del papa a Rusia, algo que no pudo cumplir Juan Pablo II, considerado uno de los artífices de la caída del comunismo.

Kiril es oriundo de San Petersburgo, al igual que los principales dirigentes del Kremlin, con los que mantiene una estrecha relación..

«El nuevo patriarca debe apegarse a la tradición, el legado espiritual y las acciones de (su antecesor) Alexis II», señaló Serguéi Mirónov, presidente del Senado, según la agencia Interfax.

Mientras, el jefe de la Archidiócesis de Moscú y líder de los católicos rusos, Paolo Pezzi, se mostró «esperanzado» de que el nombramiento de Kiril ayude a «profundizar» las relaciones entre católicos y ortodoxos.

Según una encuesta difundida por el Centro Levada, un 42 por ciento de los 142 millones de rusos se considera creyente, de los cuales un 71 por ciento se confesó ortodoxo, un 5 por ciento musulmán, un 5 por ciento ateo y un 1 por ciento católico.

El XVI patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa (IOR), Kiril, hijo y nieto de clérigos, fue el jefe de la diplomacia del Patriarcado de Moscú desde 1989.

Su nombre de seglar era Vladímir Mijáilovich Gundiáyev, y nació en Leningrado, actualmente San Petersburgo, Rusia, el 20 de noviembre de 1946.

Graduado en la escuela de secundaria, cursó estudios eclesiásticos en el Seminario y la Academia Teológica de Leningrado.

En 1969 fue ordenado sacerdote y al año siguiente pasó a desempeñar el puesto de secretario personal de Nikodemo, el entonces metropolita de Leningrado, partidario de un diálogo abierto y constructivo con el Vaticano del que Kiril fue alumno.

En 1971 fue designado representante de las escuelas teológicas de la Iglesia Ortodoxa Rusa en la Asamblea General del Syndesmos, la Asociación Mundial de la Juventud Ortodoxa, de la que fue elegido miembro de su Comité Ejecutivo.

El 12 de septiembre de 1971 fue elevado a la dignidad eclesiástica de archimandrita y el 26 de diciembre de 1974 nombrado rector de la Academia Teológica de Leningrado.

Designado en 1976 obispo de Vyborg y obispo auxiliar de la diócesis de Leningrado, Kiril fue presidente del Consejo Diocesano de Leningrado y formó parte del Consejo Mundial de las Iglesias (CMI, WCC de sus siglas en inglés), en cuyo plenario, representó, en esos años, a la Iglesia Ortodoxa Rusa, la más numerosa de las confesiones ortodoxas.

Kiril ha tenido una participación destacada en las actividades ecuménicas de su fe y desde 1989 fue jefe del departamento Eclesiástico Exterior de la IOR y uno de los siete miembros permanentes del Santo Sínodo.

Como «ministro de Exteriores» del Patriarcado de Moscú, Kiril sustituyó a Filaret de Minsk.

Desde ese puesto, ha visitado la mayoría de los templos ortodoxos del mundo, se entrevistó en 2004 con Fidel Castro en Cuba, donde colocó la primera piedra del primer templo de la IOR en La Habana; en 2006 entregó a Benedicto XVI en Roma un mensaje personal del patriarca Alexis II, intervino en el proceso de reunificación de la IOR con la Iglesia Ortodoxa Rusa en el Exterior, que tuvo lugar en 2007, y junto al fallecido cabeza del Patriarcado de Moscú propició el inicio del diálogo de la Ortodoxia Rusa con otras religiones del mundo.

En 1991 fue nombrado metropolita (arzobispo) de Smolensk y Kaliningrado, y el 6 de diciembre de 2008, fue elegido, en votación secreta entre los siete miembros del Santo Sínodo, custodio del trono del Patriarcado, tras el fallecimiento de Alexis II, siendo considerado el favorito para sucederle al frente de la IOR.

Doctor de la Academia Teológica de la Iglesia Reformada de Budapest, es miembro honorario de la Academia Teológica de San Petersburgo y desde 2002 doctor Honoris Causa de la facultad de Ciencias Políticas de la Universidad de Perugia (Italia).

 

¿El artículo resulta útil?
Si
(0)
Sus críticas nos ayudan a mejorarse. Por favor, escriba lo que está mal.
Enviar
No
(0)

Comentarios

Comentario eliminado
Comentario no publicado

{{comment.Author.Name}}

{{comment.PostDate}}

Este campo es obligatorio

Mensaje de error

Error en el texto

Su mensaje será enviado al autor. Gracias por tu participación ...

Al usar España Rusa, aceptas nuestro "Politica de cookies", "Política de privacidad para usuarios de la UE" para mejorar tu experiencia.